Email +56 9 7844 1370 Facebook Pladetursantaluciabajo

Si bien en junio de 2018 se iniciaron los primeros contactos con la empresa, aún a la espera y con gran expectativa de poder concretar este esperado proyecto para la zona, se encuentran los vecinos de Santa Lucía Bajo respecto al permiso que debe emitir Forestal Mininco para el ensanche de las pistas de un camino rural que cruza esta localidad.

Hablamos de la Ruta N-933 y la ampliación de sus curvas, en una zona caracterizada por la caída de vehículos y camiones hacia los barrancos y acantilados que forman parte del Valle de Las Vacas. De ahí que esta esperada ampliación vial contribuirá a mejorar la calidad de vida y seguridad de los habitantes de Santa Lucía Bajo.

En este contexto, cabe puntualizar que la autorización de los particulares por donde cruza el camino ya se encuentra aprobada. De hecho, Forestal Arauco, quien también es colindante con la ruta, ya entregó su permiso a la comunidad para la ampliación de otra de las curvas, esto tras la revisión del Plan de Manejo del proyecto, que a su vez fue visado por Conaf. 

Esperan una pronta solución

Blanca Faúndez, presidenta de la Agrupación de Desarrollo en Turismo Rural (Adetur) de Santa Lucía Bajo, comentó que “de acuerdo a lo último que conversamos con la encargada de trabajo con la comunidad de la Forestal Mininco, ella nos indicó que ya habían aprobado el Plan de Manejo y que el directorio de enero emitiría el permiso. Hasta aquí aún no ha pasado nada y esperamos una pronta manifestación de la empresa. Nosotros ya hemos realizado todas las gestiones que nos corresponden como comunidad y por eso, necesitamos una respuesta de la empresa”.

La dirigenta local puntualiza que tras numerosos llamados por teléfono, envío de cartas e incluso visitas a la oficina de Los Ángeles, “nos gustaría poder dialogar directamente con la gerencia de Mininco para saber qué es lo que pasa y sacar adelante prontamente el permiso”.

Por su parte, el Inspector Fiscal Luis García, otro de los importantes actores en este proyecto, adelantó que “nosotros como equipo ya comenzamos con las labores de limpieza de faja y tenemos identificados los puntos que necesitamos rebajar del cerro y aumentar el ancho de la ruta, para evitar accidentes como el ocurrido hace un mes con un camión que se desbarrancó. También estamos desarrollando el levantamiento topográfico de la zona, todo con el objetivo final de buscar soluciones y concretar un proyecto que traiga seguridad y mejore la calidad de vida de los habitantes a nivel local”.